Parece que pronto tendremos algo de claridad en el tema «Conor McGregor». El irlandés no ha peleado desde noviembre de 2016 y, tras el incidente que causó en UFC 223, su futuro en el UFC y las MMA en general es más incierto que nunca.

De hecho, no hemos tenido noticias de McGregor desde que fuese puesto en libertad por la policía de Nueva York. Es más, aún tiene cuentas pendientes con la justicia neoyorquina debido a su asalto al autobús de luchadores – en el que viajaba, entre otros, Khabib Nurmagomedov – días antes de UFC 223. En aquel entonces, Dana White, presidente del UFC, dijo estar indignado y enfadado, y afirmó no querer hablar con el irlandés. Ahora, sin embargo, sí lo hará.

Y es que White ha revelado que se reunirá con el ex-campeón de peso pluma y peso ligero cuando viaje a Liverpool, este fin de semana, para presenciar UFC Fight Night 130, que encabezarán Darren Till y Wonderboy Thompson.

«Evidentemente aún tiene eso (el juicio) en junio», dijo en el programa SportsCenter de ESPN, «voy a viajar a Liverpool este fin de semana para el evento y vamos a reunirnos allí».

McGregor tendrá que regresar a Nueva York el próximo 14 de junio, ya que se enfrenta a tres denuncias de asalto y una de vandalismo. Según Dana White, ambos hablarán sobre su futuro en el octágono durante su reunión, pero sus problemas judiciales deben ser resueltos antes de que el irlandés vuelva a pelear en el UFC.

«Vamos a sentarnos y hablar sobre su futuro, pero es evidente que yo no tengo nada que ver con sus problemas legales. Él debe resolver esos problemas por su cuenta«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.