Demetrious Johnson

Desde que noqueó a Cody Garbrandt y recuperó el cinturón de peso gallo en UFC 217, TJ Dillashaw ha tenido entre ceja y ceja pelear contra Demetrious Johnson por el cinturón de peso mosca y convertirse en el segundo luchador en ser campeón de dos divisiones distantes simultaneamente. Sin embargo, Johnson no parecía demasiado interesado en el combate. Hasta ahora.

El campeón de peso mosca, uno de los mejores luchadores libra por libras de la historia, parece haber reculado y dice ahora que estaría dispuesto a aceptar una pelea campeón vs campeón contra Dillashaw. Con un condición. Johnson sólo pelearía contra Dillashaw en un PPV repleto de estrellas, como lo fueron UFC 205, UFC 214 y UFC 217. De esta forma, Mighty Mouse quiere asegurarse un salario elevado mediante su porcenjate de ganancias en relación a la cantidad de ventas que tenga el evento.

Johnson prefiere que otro encabece el evento

En una entrevista reciente con ESPN, Johnson explicó sus condiciones para aceptar la pelea: «Es una súper pelea que todos quieren, creo que TJ y yo estamos dispuestos. Sólo queremos asegurarnos de que suceda en un evento grande. Queremos asegurarnos beneficiarnos de un gran número de compras del PPV. Creo que lo merezco, y creo que él también lo merece».

Eso implicaría, evidentemente, que el Johnson vs Dillashaw no sea el combate principal del evento, que tendría que ser encabezado por una estrella como Jon Jones, GSP o Conor McGregor.

«Preferiría que otro combate que atraiga a más gente encabezase el PPV. En mi opinión, eso es lo que evita que se cierra el combate. He viesto a luchadores pelear en eventos repletos de estrellas y ganar 1,5 millones de dolares mientras peleaban con un oponente de menor nivel que Dillashaw. TJ y yo podríamos pelear en un PPV menor y lograr 275.000 compras, y lograr un extra de 75.000 dolares. Pero mi equipo me dijo…¿Sabes qué? Vamos a hacerlo en un evento grande».

Demetrious Johnson es el campeón más longevo en la historia de la UFC y es considerado como uno de los luchadores de la historia, sino el mejor. No obstante, a pesar de su éxito deportivo, no logra cautivar al público general. UFC 216, en el que Johnson peleó en el segundo combate principal, apenas logró 200.000 compras y el último PPV encabezado por Johnson, UFC 191, no pasó de los 120.000.

«Muchos piensan que es una forma de evadir a algunos lcuhadores, pero es ser inteligente. En un evento ganaría más dinero que en tres peleas, un año y medio de mi vida«, declaró, «Si podemos lograr tres peleas por el cinturón, podría suceder. Si hicieran GSP vs Woodley, Nunes vs Cyborg y TJ contra mí pueden enviarme y negociar el contrato ahora mismo.

¿Y si la UFC dice «no»?

Si la UFC no aceptase sus condiciones, Johnson afirma que no cederá y se negará a pelear contra Dillashaw.

«Si me dicen que no me lo concederán les diré: De acuerdo, pero continuaré peleando contra los contendientes de mi división. ¿Queréis despojarmer? Perfecto. Volveré a subir en el ranking y pelear con el cinturón. He vencido a todos en mi división. Ahora estoy esperando mi oportunidad de entrar en ese evento que me permita ganar ese dinero. Si la gente no está de acuerdo, es su problema».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.