Derrick Lewis, en UFC 226

Derrick Lewis pondrá próximamente rumbo a Alemania para tratarse de los problemas crónicas de espalda que padece. Si el tratamiento de células madre no funciona no sabe qué hará, a parte de aguantar y seguir peleando a pesar del dolor.

«Llevo con estos problemas durante años«, dijo Lewis a MMAJunkie, «Cada pelea tengo el mismo problema, aunque a veces no era tan grave como en las últimas dos peleas».

Lewis (20-5 MMA, 11-3 UFC) aclaró que trabajará con el mismo grupo de médicos que ayudaron a Cody Garbrandt con sus problemas de espalda.

Sus problemas de espalda, precisamente, son una de las razones por las que su combate contra Francis Ngannou en UFC 226 fue tan decepcionante. Lewis venció por decisión unánime, pero su lesión le impidió pelear como hace normalmente.

«Claro que es una victoria, pero me siento como si hubiese perdido«, declaró, «no tengo esa sensación de alivio o satisfacción«.

Ngannou (11-3 MMA, 6-2 UFC), por su parte, también tuvo una actuación lamentable. Y no tiene la excusa de la lesión. El luchador de origen camerunés ha dicho que dejó que «el miedo» le dominara durante la pelea, y Lewis está de acuerdo.

«Miré a sus ojos y su cara y no era el mismo tío del pesaje. Se veía diferente. No tenía alma. He visto esa misma cara en Gabriel Gonzaga cuando peleamos, la cara de alguien que ya había sido derrotado antes de empezar a pelear».

Dana White, presidente del UFC, dijo tras el evento que la pelea había sido una «abominación» y acusó a Ngannou de tener un ego enorme. Lewis, sin embargo, fue más o menos «perdonado» debido a su lesión».

«Estaba aburrido durante la pelea. Tenía la sensación de que presionaba más que él y estaba tan aburrido que empecé a escuchar los cánticos de los aficionados», recuerda Lewis.

Tras el combate, un médico comprobó que Lewis se encontraba bien y el luchador sintió espasmos en la espalda inmediatamente. Entonces lo supo. Necesita arreglas sus problemas, y debe hacerlo ahora.

«Trataremos un par de cosas más y veremos qué pueden hacer los médicos«, concluyó Lewis, «si no tendré que pelear con esta lesión«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.