2016 fue el año de Conor McGregor. Tras cerrar 2015 con un insólito KO a Jose Aldo y coronarse como campeón indiscutido de peso pluma de la UFC, el irlandés se consolidó en el olimpo de las Artes Marciales Mixtas con un trio de eventos que alargaron su leyenda y lo colmaron de oro. Todos ellos; UFC 196, UFC 202 y UFC 205, obtuvieron más de un millón de compras. UFC 205, en especial, fue un momento cumbre para McGregor, que se convirtió en el primer luchador de la UFC en ser campeón de dos categorías diferentes simultáneamente. Lo hizo, además, en el primer evento de la empresa en la ciudad de Nueva York. Todo un hito.

A pesar de no haber peleado en el octágono en 2017, el año pasado no fue menos bueno para McGregor. El combate de boxeo contra Floyd Mayweather, uno de los mayores eventos en la historia de los deportes de contacto, ha elevado su popularidad y valor a otro nivel. A nivel personal, el nacimiento de su primer hijo cerró un año redondo para él.

No obstante, 2017 hace más de una semana que cerró el telón y toca mirar al futuro. A este 2018. Un año que podría ser el del regreso de Conor McGregor a las MMA. Así lo quiere, al menos, su entrenador, John Kavanagh.

«Estaré presionando duro para que regrese a las MMA. El boxeo fue un bonito desvío a lo que hemos hecho hasta ahora, pero las artes marciales son mi pasión, por lo que si está en mano (Conor) estará en el octágono este año«, declaró Kavanagh, en una entrevista concedida a BBC Sport.

McGregor, de vuelta al gimnasio

El fundador y entrenador jefe de SBG Ireland aclaró que McGregor ya ha vuelto a la rutina de entrenamiento y se ha mostrado feliz por ello. «Le han sucedido muchas cosas que no tienen relación con las MMA y parece estar adaptándose. Ahora ha vuelto a entrenar casi cada día y creo que 2018 será otro gran año para nosotros».

Claro está, aún queda por ver cuándo regresará el todavía campeón de peso ligero, y en qué situación se encuentre la división en su regreso. Dana White ya avisó recientemente de que esperar hasta otoño podría costarle al irlandés su cinturón, aunque Kavanagh no le ha dado demasiada importancia a la advertencia del presidente de la UFC. También le ha quitado hierro a la campaña lanzada por el campeón interino de peso ligero, Tony Ferguson, con el lema «Defend or Vacate«.

«Conor es el campeón. (Tony Ferguson) puede decir lo que quiera. Conor tomará la decisión que más sentido tenga para él, aunque aún es pronto. Estamos viendo cómo evoluciona todo y veremos que pasa en 2018».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.