Anderson Silva

Anderson Silva podría volver al octágono este mismo año.

El ex-campeón de peso medio del UFC recibió una suspensión de 1 año por parte de USADA, la agencia de anti-dopaje de USA, tras haber fallado la prueba que le realizaron antes de su combate en UFC Shangai, cuando debía enfrentarse a Kelvin Gastelum.

USADA ha anunciado que la muestras recogidas de Silva y el positivo venían de un producto contaminado con una substancia prohibida y, por ello, su suspensión ha sido mucho menos de lo esperado. El producto en cuestión venía de una farmacia de Brasil.

Las suspensión de Silva, a pesar de haber sido anunciada recientemente, es retroactiva, por lo que tiene como fecha de inicio el 10 de noviembre de 2017 y finalizaría el 10 de noviembre de 2018.

Ahora, Silva, que tiene 43 años, quiere regresar al octágono cuanto antes.

«Siento que me he reivindicado«, dijo Silva a ESPN, «Los últimos 9 meses han sido difíciles. Mi legado ha sido restaurado y puedo volver a enfocarme en volver al ring».

De todas formas, esta no es la primera ocasión que Silva tiene problemas de dopaje. Ya en 2015, antes de la era USADA, el brasileño fue suspendido por un año tras su combate contra Nick Diaz en UFC 183 al dar positivo por esteroides.

Silva cree que la pelea contra GSP aún es posible

«La araña» también habló de posibles oponentes a los que enfrentarse. Y destacó un nombre: Georges St-Pierre.

EL combate entre las dos leyendas del UFC era un tema que dio mucho que hablar hace años. Todos daban por hecho que el UFC cerraría el combate, antes o después. Pero no fue así.

Ahora, en el ocaso de su carrera, Silva no pierde la esperanza.

«Todo es posible en el UFC», declaró el brasileño, «Están en una nueva era, de entretenimiento, por lo que todo puede pasar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.