Max Holloway

Max Holloway está teniendo un año muy difícil.

El hawaiano tuvo que ser retirado de UFC 222, cuando iba a pelear contra Frankie Edgar, por una lesión; no pudo llegar al pesaje de UFC 223 cuando debía pelear contra Khabib Nurmagomedov y fue nuevamente retirado de UFC 226, donde debía pelear contra Brian Ortega, al ver que tenía síntomas de contusiones cerebrales.

No obstante, y a pesar de todos los problemas que ha tenido, Holloway insiste en que está bien y peleará este mismo año, en 2018.

«He visitado a varios médicos y expertos, pero no han podido aclararnos qué pasó«, declaró Holloway en una entrevista con Ariel Helwani, «Sí pueden decirnos que ahora estoy bien. Estoy bien y voy a pelear otra vez«.

«No fue el corte de peso»

El campeón dijo que no sabe cuál fue el problema, pero defiende que no fue causado por el corte de peso y por haber sido noqueado durante los entrenamientos.

«He visto muchas cosas publicadas en los medios de comunicación. No fue el corte de peso, He dado el peso (145 libras) más de 20 veces. No fue eso. Fue algo extraño, no sé cómo explicarlo...».

Pero para Holloway ahora es hora de mirar hacia el futuro, y dejar atrás este horrible año.

«Me pusieron una suspensión médica de 30 días y estamos tomándolo con tranquilidad. Aún no han averiguado qué pasó, pero todo está bien ahora. Están siendo cautelosos conmigo. Creo que después de este periodo deberíamos volver al trabajo, ojalá antes de terminar el año. Es duro, tener ese año tan bueno el año pasado y ahora este año, pero aún no ha acabado. Tengo confianza en que volveré antes de terminar el año«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.