A pesar de la lesión de Tony Ferguson, a pesar del incidente de Conor McGregor, a pesar de la cancelación de los Pettis vs Chiesa, Borg vs Moreno y Lobov vs Caceres, y a pesar de no pelear Max Holloway…a pesar de todo ello UFC 223 cumplió y resultó ser un evento de lo más entretenido. No un evento sobresaliente, pero sí uno notable.

Finalizado el evento y el fin de semana, Khabib Nurmagomedov, nuevo campeón de peso ligero, ha acaparado todas miradas y todos los titulares. Normal. El incidente de Conor McGregor y el posible combate entre ambos es un caramelo demasiado jugoso para que los medios de comunicación generalistas, que no tienden a cubrir las artes marciales, lo pasen por alto.

Sin embargo, no es eso – la victoria de Khabib – con lo yo me quedo. Ni mucho menos. Y es que minutos antes de que Khabib Nurmagomedov pasase por encima de Al Iaquinta en el combate principal de UFC 223 tuvo lugar otro combate. Otro combate principal.

En UFC 223, Rose Namajunas y Joanna Jedrzejczyk nos deleitaron con uno de los mejores combates de MMA femeninos de la historia. ¿Quién hubiese pensado que las artes marciales femeninas llegarían a semejante nivel hace unos años? Pero lo han hecho. No en peso gallo, que fue el gran escaparate de las MMA femeninas durante años gracias al reinado de Ronda Rousey. Tampoco en peso pluma, donde reina Cris Cyborg actualmente. Lo han hecho en peso paja. Strawweight es, sin duda, la joya de la corona de las MMA femeninas.

La división de peso paja aterrizó en la UFC mediante el programa «The Ultimate Fighter», donde Carla Esparza se coronó campeona inaugural. Se consilidó después con Jedrzejczyk, que defendió el cinturón en seis ocasiones y ha despegado definitivamente con Rose Namajunas.

Thug Rose

Rose Namajunas es la reina de una división que ha evolucionado hasta convertirse en el hogar de la mayoría de las mejores luchadoras de la UFC. La campeona, además, ejemplifica la transformación que ha experimentado la propia división.

Namajunas ha sido miembro de la división de peso paja desde sus inicios. Participó en el TUF 20, donde perdió en la final contra Esparza con el cinturón en juego. Era una luchadora conocida por sus llaves….pero el pasado sábado venció a Joanna Jedrzejczyk a base de striking. A una de las mejores luchadoras de muay thai del mundo. Ya no queda nada de aquella luchadora inconsistente, algo temerosa, que no terminaba de despuntar como muchos esperaban de ella, que se hacía pequeña en los momentos grandes…

Una división con mucho fondo de armario

No obstante, la división de 115 libras en mucho más que su campeona. Joanna Jedrzejczyk es una de las mejores luchadoras que ha peleado en la UFC, y tanto ella como su compatriota polaca Karolina Kowalkiewicz  son strikers del más alto nivel.

Por el contrario, las brasileñas Claudia Gadelha y Jessica Andrade son dos mini hulk capaces de despedazar a cualquiera a base de fuerta bruta, grappling y pegada. Tecia Torres es otra striker de gran nivel y Carla Esparza cuenta con un grappling envidiable, aunque su striking tenga aún mucho margen de mejora. Felice Herrig es otra que ha mejorado considerablemente durante los últimos años. Michelle Waterson y Cynthia Calvillo se manejan muy bien en el suelo, Angela Hill y Nina Ansaroff son luchadoras sólidas y Alexa Grasso promete.

Mientras en peso mosca, gallo y pluma la UFC tiene dificultades para encontrar contendientes al cinturón e incluso ofrecer un TOP-5 de nivel, la categoría de peso paja rebosa de talento. Comparemos los TOP 10 de todas las divisiones femeninas:

Peso Paja:

Campeona: Rose Namajunas

  1. Joanna Jedrzejczyk
  2. Jessica Andrade
  3. Claudia Gadelha
  4. Karolina Kowalkiewicz
  5. Tecia Torres
  6. Carla Esparza
  7. Michelle Waterson
  8. Felice Herrig
  9. Alexa Grasso
  10. Cortney Casey

Peso Mosca:

Campeona: Nicco Montano

  1.  Valentina Shevchenko
  2. Sijara Eubanks
  3. Lauren Murphy
  4. Alexis Davis
  5. Roxanne Modafferi
  6. Barb Honchak
  7. Liz Carmouche
  8. Katlyn Chookagian
  9. Jessica-Rose Clark
  10. Jessica Eye

Peso Gallo:

Campeona: Amanda Nunes

  1. Holly Holm
  2. Raquel Pennington
  3. Julianna Pena
  4. Ketlen Vieira
  5. Germaine de Randamie
  6. Cat Zingano
  7. Marion Reneau
  8. Sara McMann
  9. Leslie Smith
  10. Bethe Correia

Libra por libra, la mejores luchadoras pelean en 115 libras. Eso es evidente. Valentina Shevchenko, Amanda Nunes, Holly Holm y Cris Cyborg son las grandes excepciones.

Germaine De Randamie y Raquel Pennington llevan sin pelear en peso gallo más de año y medio, Julianna Peña logró su última victoria en julio de 2016 y Cat Zingano es sexta a pesar de no haber ganado desde 2014. Algo impensable en peso paja. La categoría de peso mosca ha sido creada recientemente y no parece que Valentina Shevchenko vaya a tener una rival que le pueda plantar cara. Y cuanto menos hablemos sobre la división de peso pluma mejor. Cuenta únicamente con una luchadora: Cris Cyborg.

Las MMA femeninas llegaron a la UFC de la mano de Ronda Rousey, de la mano de la categoría de peso gallo, pero es la división de peso paja la que la mantiene ahí, al pie del cañón. Menos mal…¿Qué sería de las MMA femeninas sin la división de peso paja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.