La primera defensa de Robert Whittaker como campeón de peso medio tendrá que esperar un poquito más.

El australiano se ha lesionado y no podrá pelear en UFC 221, que se celebrará en su país natal el próximo 11 de febrero. Aún no se ha desvelado la lesión en cuestión, pero debe ser lo suficientemente grave como para que los médicos de la UFC hayan decidido apartarlo del combate. En su lugar peleará Yoel Romero, que se enfrentará a Luke Rockhold por el cinturón interino. 

«Estoy más que decepcionado de no poder defender mi cinturón en Australia«, declaró Whittaker mediante un comunicado de prensa, «espero que los aficionados disfruten de lo que debería ser una gran noche de peleas en UFC 221 y estoy ansioso por recuperarme lo más pronto posible para enfrentarse al ganador del combate principal».

Whittaker (19-4) se coronó campeón interino de la UFC el pasado julio en UFC 213 al vencer vía decisión unánime al propio Yoel Romero. Más tarde, fue nombrado campeón indiscutido al renunciar Georges St-Pierre al título de peso medio tras UFC 217. El de Sydney acumula una racha de ocho victorias consecutivas.

Romero, que tendrá su segunda oportunidad de pelear por el cinturón, tenía programado un combate ante David Branch en UFC en FOX Orlando el próximo febrero. Ahora se medirá a Luke Rockhold (16-3), ex-campeón de peso medio de la UFC y Strikeforce. Será el primer combate del cubano tras caer contra Whittaker en julio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.