El combate estelar de UFC Liverpool se resolvió con final feliz para el peleador local, Darren Till, que venció a Stephen «Wonderboy» Thompson por decisión unánime tras 25 minutos muy parejos. Tan igualado fue el combate que el propio Dana White, presidente de la UFC, dijo en la rueda de prensa posterior al evento que no tenía ni idea de quién había vencido.

Los jueces, todo ellos, le dieron la victoria al británico (48-47 y 49-46X2). Sin embargo, muchos luchadores y analistas se han mostrado en desacuerdo con la decisión, especialmente con los dos jueces que dieron un solo asalto a Wonderboy.

Es más, el propio Thompson dijo tras el evento que creía haber vencido cuatro de los cinco asaltos del combate. Y es que el quinto y último asalto fue el único claro y fácil de puntuar, llevándoselo Till tras tumbar momentáneamente a su rival. ¿Los otros cuatro? Eso está abierto a debate…

Discutido sí, robo no

El hecho de que haya tanta diversidad de opiniones muestra claramente que fueron cuatro asaltos extremadamente igualados. Wonderboy golpeó más, así lo dicen las estadísticas. Till atacó más, dominó la posición de la jaula, mientras que el karateka americano jugaba al contragolpe. Difícil, muy difícil.

El célebre periodista norteamericano Ariel Helwani publicó una encuesta en Twitter preguntando a todo aficionado quién había sido el vencedor en su opinión. 46.601 personas han votado hasta ahora. Un 59% ha dicho que Wonderboy, un 41% piensa que ganó Till.

Ciertamente, y teniendo en cuenta el sistema de puntuación de la UFC, Wonderboy pudo haberse llevado la victoria perfectamente. Puedes argumentar que la reacción del público a cada golpe de Till también afectó la percepción de los jueces, o que el hecho de pelear reculando hacia atrás perjudicó a Wonderboy. Puedes argumentar muchas cosas…

Lo que sí tengo claro es que no se puede hablar de robo. No en un combate tan ajustado. Y no cuando los aficionados y peleadores mismos están tan divididos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.