Yoel Romero (13-2 MMA, 9-1 UFC) sí peleará en UFC 225, pero finalmente no será por el cinturón de peso medio.

El cubano llegó pasado de peso al pesaje de ayer, donde dio 186 libras en su primer intento. Tenía dos horas para tratar de bajar hasta las 185 libras. Sin embargo, Romero pesó 185,2 libras en su segundo intento, apenas 0,2 libras por encima del peso pactado.

No obstante, parece ser que la Comisión Atlética de Illinois detuvo el corte de peso de Romero tras darle una hora extra y no dos como dice el reglamento. Tanto el peleador cubano como su equipo se mostraron muy enfadados por ello, ya que piensan que Romero habría bajado esas 0,2 libras en esa hora restante.

«Necesitaba las dos horas y la comisión sólo me dio una«, declaró Romero, «Fue decisión de la Comisión».

A pesar de ello, Robert Whittaker (19-4 MMA, 10-2 UFC) aceptó continuar con la pelea y el UFC ha anunciado que el combate será de cinco asaltos a pesar de no estar en juego el cinturón. Además, Romero será multado con un 20% de su sueldo.

«El Soldado de Dios» quería que el UFC oficializase el combate por el cinturón a pesar de la debacle del pesaje, por el que culpaba a la Comisión, pero no será así.

«Vinimos a pelear por el cinturón, no a pelear por pelear. Quiero pelear por el cinturón. Y la Comisión…cometió este error».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.